#39 Modelos Mentales 6: Castillos medievales, Pantomima Full y griegos con túnicas

Hacía mucho, mucho tiempo que no dedicábamos un capítulo a modelos mentales. Más concretamente, hace casi 9 meses y unos 30 capítulos. Así que ya iba tocando, ¿no?

Y hoy se me juntan los castillos medievales, los chicos de Pantomima Full y griegos vestidos con túnicas, para hablarte de modelos mentales que son aplicables al mundo de las inversiones, pero que muchas veces también podemos usarlos en otros ámbitos de nuestras vidas.

Si a mí hace unos años me hablan de “Modelos Mentales para inversores”, habría pensado que me iban a soltar una turra de cuidado. Y que, además, no era para mí. Primero, porque muchas veces oímos la palabra inversor y pensamos en un engominado de Wall Street que apuesta millones de euros al día. Y rara vez eso coincide con la imagen que tenemos de nosotros mismos. Pero, además, porque eso de los modelos mentales suena a complicado. Y no hay nada más lejos de la realidad.

Lo de la turra, casi que te dejo evaluarlo a ti. Pero complicado no va a ser. De lo que te voy a hablar hoy es, simplemente, de algunas ideas muy sencillas que te permiten entender mejor cómo decidir a la hora de invertir, no ya tu dinero, sino hasta tu tiempo, cómo comprender mejor el comportamiento de los mercados o cómo unas empresas son más resistentes que otras a los vaivenes económicos y qué podemos aprender de ellas para hacernos nosotros mismos resistentes. Y eso, creo, es aplicable a cualquiera.

NOTAS DEL CAPÍTULO

Capítulos relacionados

Enlaces recomendados:

Site Footer